Amapola y Erik

¿Por qué las personas necesitamos historias que contar?

A veces sueño frente al ordenador. 

No puedo asegurar que le pase a todo el mundo tal vez, o a nadie mas en el planeta. 

A veces sueño con dos personas que no existen realmente, ella y él.

Y me gusta imaginar la historia completa del encuentro, del desvarío, del loco amor o la simple circunstancia de haberse conocido.

 Y pasado de largo quizás…

Dos personas en un paraje irreal o completamente corriente, en un espacio simplemente, el lugar no importa realmente…

Supongamos que si, que existes. Imagina por un instante el momento, el instante perdido en el tiempo.

Aquella mirada en tus ojos.

Todo aquello que dices por dentro, mientras dudas de todo aquello que antes te parecía sincero…

Y de presente a recuerdo…

Pero espera, tengo tiempo, aún no me has contado nada.

Despeja las brumas…

¿Qué pasó en ese encuentro?

¿Qué pasó en sus desvaríos?

Debió ocurrir algo cuando se imaginó pasando una noche entre sus brazos, escuchando cualquier historia, con el único motivo de oír su sonrisa, con el intento utópico de tocar su alma…

Tocar su pelo, sus mejillas, la dulce sensación de tocar sus narices mientras suspiran…

¿Te Imaginas?

Los dos escondidos bajo las sábanas, escuchando la lluvia en el exterior, mientras entra por la ventana abierta la luz filtrada de la Luna.

Y empezar a contarnos… Y reír y llorar… Desahogarnos…

Tal vez podamos soñarlo, dos personas que no existen, dos sombras que se encontraron y se atrevieron a probarlo.

Y quedaron enamorados. De su sentido del humor, de su sarcasmo.

De aquellos defectos, de sus miedos, de la forma de enojarse por algo.


O quizás no sea eso lo que ocurrió, ya no estoy seguro de si sabría valorarlo…

Quizás no encontraron su centro.

Quizás se mostró humilde o altivo, o receloso y esquivo…

Quizás enojado, valiente o fugitivo…

Y ella siguió su camino por no tener para quedarse motivos.

Quizás, como siempre, todo sea tan solo uno de mis desvaríos…

Muchas gracias a los modelos amapola y erik por sus maravillosos posados y al compañero cristian por hacer de segundo fotógrafo en esta sesión.

fran depaula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies